Ir al contenido principal

EL ROL DEL ECONOMISTA HOY - Columna para Portafolio

El rol del Economista hoy
Por Camilo Herrera Mora

No soy optimista ni pesimista, soy analista. Me sorprende las columnas de algunos expertos hablando de una posible recesión, cuando los indicadores nunca ha mostrado más allá de una desaceleración lenta, causada por la valuación más fuerte que hemos vivido, la caída más grande en los ingresos del Gobierno y uno de los fenómenos de El Niño más intensos de la historia.

Toda la evidencia muestra que estamos en el fin del proceso de desaceleración y algunos prefieren decir que el país va mal, pese a ser una de las pocas economía que no entró en recesión después de una devaluación casi del 70% en pocos meses y que tuvo una inflación resultante solo del 9%, pese a una sequía casi sin precedentes y un paro camionero que nos quitó un punto de crecimiento.

Si fuéramos racionales y actuáramos siempre igual, no solamente la economía sería aburrida y predecible, sino que sería estática e inmutable, y no habría mucho espacio para la reducción de la pobreza, la movilidad social y la aparición de nuevas formas de crecimiento. Por eso hay ciclos económicos, porque las cosas cambian y porque debemos cambiar las cosas.

Ni soy Santista, Uribista, Pastranista, Samperista, Gavirista. Soy economista, y como tal miro los hechos y sobre eso analizo. La inflación ha cedido, el banco ha bajado la tasa de referencia, las de usura, tarjeta de crédito, consumo e hipotecarias se han reducido. Es cierto que el empleo urbano no está creciendo bien, pero el rural viene creciendo como pocas veces lo ha hecho, dejando ver los réditos del proceso de paz y el fin de El Niño. Cada vez hay menos homicidios en Colombia y menos atentados a la infraestructura, reduciendo el impacto de la guerra en nuestra economía.

El primer semestre de 2016 fue menor que el segundo, y en este año pasara lo contrario, no solo por los precios del mercado, sino por el efecto matemático que eso causa. Esos son hechos, no opiniones, y por eso es muy probable que tengamos una recuperación lenta en forma de “U” en los próximos 18 meses.

No llegaremos rápido a una tasa de crecimiento del 4%, porque el entorno cambió y debemos ajustarnos a las nuevas reglas del mercado: petróleo más barato, márgenes más bajos en las empresas, compradores buscando precios bajos y los países vecinos comprando poco. No es un tema del proceso de paz, es un tema de economía.

El problema es que decir que la economía no va mal o que ya comienza a recuperarse, inmediatamente causa que a uno se le señale de gobiernista, y desafortunadamente para muchos, el rol de los economistas tiene algo de “lentejos”: porque debemos estar al servicio de cualquier gobierno, porque nuestro rol es ayudar al país, sin importar quién está en el Palacio de Nariño; pero esto tampoco significa que no debemos “criticar” las cosas que se hacen mal, como la demora en mover la reforma tributaria o poner el IVA del 19% en un momento de desaceleración del mercado.

Nuestra voz está en función del país, no de los partidos ni del gobierno de turno. El rol del economista hoy es mostrar los hechos y plantear soluciones, no tomar posición y escoger de qué variables se habla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿NOS SIRVE LA MACROECONOMÍA EN MARKETING?, Columna para PyM

Hace unos días debatía en Portafolio que es necesario que los economistas aprendan marketing, para comprender mejor el mundo de las preferencias y hacer políticas económicas menos generales y más enfocadas a mejorar la satisfacción de las necesidades haciendo uso de la segmentación; argumento que tuvo buena acogida, pero en muchos casos sentí en sus miradas esas palmaditas en la espalda que algunas veces nos han dado.
Más allá de sentirme vencido por mi potencial fracaso como evangelizador en tierras ortodoxas, quiero traer el debate al mundo del marketing en el sentido contrario, sabiendo de antemano que se me darán más palmadas en la espalda que aplausos.
Es simple: un marketero que no entienda el uso de las mediciones macroeconómicas y tenga claridad en las políticas económicas, no hará un buen mercadeo ni tendrá poder en la empresa. La economía entendida como el Producto Interno Bruto es el reflejo de las decisiones de las personas en un entorno normativo de producción, comercio …

¿Cómo somos los colombianos? Una guía inicial para aprovechar las diferencias y hacer negocios de la mejor manera

En los últimos años, la percepción sobre los colombianos ha cambiado radicalmente; hace 20 años nos veían como un país inviable, inseguro, poco rentable y claramente sin las condiciones para invertir en él. Cada vez que salíamos del país nos preguntaban por la guerra, la droga y con alguna bondad por el café; hoy nos indagan por el milagro económico que hemos tenido, por las multilatinas que se han desarrollado, por la reducción de la pobreza, nos preguntas por cantantes, artistas, científicos, empresarios e inclusive por el café.

A los colombianos ya no nos da pena decir que somos colombianos en el exterior, ya no nos piden una fila a aparte para pasar por rayos x en los aeropuertos, y de una u otra manera, ya no somos vistos como personas peligrosas.
Por esto es que Colombia está hoy en el mapa mundial, porque tenemos potencial, capacidad y recursos, y nos hemos convertido en el destino de las inversiones mundiales porque aumentamos la clase media, duplicamos la clase alta y reducimos…

¿LA HISTORIA DE SU MARCA ESTA MURIENDO?, Especial para P&M

¿La historia de su marca está muriendo? Por Camilo Herrera Mora Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group Julio de 2017 Especial para P&M
Por años he trabajado con muchas marcas y hay una cosa que me tiene sorprendido: como empresas de muchos años, con marca muy potentes y de alta recordación, se están quedando sin historia.
Y no me refiero a historias por contar, sino a la autodestrucción de su propia historia. Esto está pasando por la enorme rotación de empleados, particularmente en los puesto de dirección de marca, donde los recién nombrados no tienen casi ningún conocimiento de lo que la marca hizo en los últimos 5 años.
Este proceso tiene a muchas empresas perdiendo dinero y volviendo a hacer cosas que saben que no funcionan, o pero dejando de hacer lo que tiene resultado para ellos.
No sé bien como escogen a los nuevos empleados, pero deberían hacerles un examen de que saben de la marca, y para esto es inevitablemente necesario tenerla, pero la mayoría de las empresas no tienen …