Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

¿SMLV ES POBREZA?, Columna para Portafolio

El DANE publicó las cifras de pobreza monetaria dejando ver tres elementos fundamentales: la pobreza se ha redujo 2,1 puntos porcentuales entre 2013 y 2014, que se comienza a reducir más en áreas rurales y que el ingreso mínimo para ser declarado pobre aumentó 2,77%. Esto da confianza sobre el indicador, porque sería muy fácil bajar la pobreza manteniendo el mismo nivel mínimo de ingreso año tras año.
Según el mismo estudio, los ingresos de los hogares crecieron 7,6%, muy por encima del 4,5% del aumento del SMLV y del 2,77% de la línea de pobreza, lo que indica, que el aumento del empleo y un mejor pago por salarios por diferenciales productivos están aumentando el ingreso de los hogares, en términos reales cerca del 4%.
Si se hace un cálculo simple, si una persona gana un SMLV no es pobre, si y solo si, nadie más depende de ese ingreso, ya que tiene que dividir ese salario entre más de una persona, inclusive puede estar inclusive en condición de pobreza extrema.
Esta mejora evidente del…

SOMOS COLOMBIANOS, Columna para El Nuevo Siglo

Sin duda las noticias de los últimos días nos ponen a pensar que el país está muy mal y que no se ve un futuro prometedor, pero si miramos las noticias de todo el año, cada vez hay más motivos para estar orgulloso de ser colombiano.
Millones de colombianos se levantan todos los días a cumplir con sus deberes, algunos lo hacemos llenos de pasión y otros con gran disciplina, y cada uno da lo mejor de sí, en la medida que el estado de ánimo y las condiciones lo permitan, y solo un puñado de colombianos son mencionados en los medios por sus éxitos deportivos, científicos, militares, profesionales y laborales, dejando ver que casi todos los días hay un colombiano que logró un reconocimiento importante.
Yo no estoy orgulloso de mis montañas, aunque estoy perdidamente enamorado de ellas; ni considero que los dos mares que tenemos sean una bendición, pero me he visto iluminado por el atardecer del sol en Nuquí; ni creo que en los grandes llanos orientales este nuestro futuro agrícola, pero he v…

NOS SOMOS PETROLEROS, Columna de Análisis para Portafolio.co

Tomó carrera el equivocada mito que Colombia es (o era) un país petrolero, debido al peso que las exportaciones de crudo llegaron a pesar más del 50% de la balanza comercial colombiana, y porque se logró producir más de 1 millón de barriles por día, pero ninguno de estos indicadores permite asegurar que realmente lo seamos; por el contrario las cuentas nacionales muestran que la minería no pesa más del 8% en el PIB y que desde 2001 sólo ha aportado 15 billones de pesos reales en crecimiento, frente a otros 7 sectores que lo superan.
El crecimiento de nuestra economía en los últimos 14 años está más fundamentado por los servicios financieros por el lado de la oferta y por el consumo de hogares por el lado de la demanda; los ingresos petroleros han sido muy importantes para este proceso, pero más por el efecto revaluación que causaron en la economía que por los ingresos que generó en el entorno.
La industria petrolera solo genera el 8% del PIB, cerca del 9% del crecimiento de la economía,…

MOTOS Y BICICLETAS, Columna para El Nuevo Sigl

Cada vez más es común ver en nuestras ciudades personas andando en motos y bicicletas como nuevas formas de moverse en la ciudad, lo cual refleja un cambio cultural muy importante sobre el pensamiento de movilidad y un reflejo del aumento de la capacidad adquisitiva de muchos; algunos dirían que como reflejo del fracaso en calidad del transporte público, más es claro que hay un cambio importante.
Estos fenómenos tienen un reto muy grande para las autoridades y es que deben ser regulados, porque al igual que los carros usan la vía pública y por ende deben pagar impuesto de rodamiento, tener SOAT para cubrir los costos de cualquier eventualidad y sobretodo deben exigir a sus conductores que respeten la normas, lo cual desafortunadamente no lo hacen debido a que su tamaño y maniobrabilidad les permite ser carro o peatón según les convenga, y se desplazan por los andenes como lo hacen por las calles y carreras, sin importar el sentido de la vía y sin respetar los semáforos, señales de trán…

¿CUESTA LA TRANQUILIDAD?, Columna para Portafolio

A nadie le gusta pagar por lo que no quiere pagar, pero a veces confundimos estos conceptos. Un buen ejemplo de esto son los parqueaderos, los cuales los usamos para dejar nuestro vehículo en un lugar seguro mientras hacemos algo, pero por alguna razón consideramos que esto no nos debería costar, porque para el banco, el centro comercial o el restaurante les genera un comprador o usuario más; más esto no es del todo cierto, porque ante la escases de parqueaderos la gente copa estos espacios para cosas diferentes que dejar el carro mientras se compra, como por ejemplo, dejar el carro mientras se está en la oficina todo el día.
Hoy la Alcaldía de Bogotá se ha metido en una dicotomía increíble: quiere que los parqueaderos de los centros comerciales bajen sus precios, pero quiere que la gente deje de usar el carro; esto es a todas luces un sinsentido pero a veces los funcionarios públicos comenten estas asimetrías con el fin de cumplir las funciones políticas de su cargo y no con el objeto…

¡QUÉ DE-GENERACION!, Columna para El Nuevo Siglo

Hace unos meses, un Joven piloto manejando borracho, mató a una familia en la autopista norte; meses después otro joven borracho golpea policías y les dice que “usted no sabe quién soy yo”, y finalmente, un deportista sobrio mata perro con una pistola porque se sentía amenazado. Situaciones que son síntomas claros que hay un enorme problema de comportamiento en jóvenes bien educados, con oportunidades y seguramente de familias que les bridaron un buen entorno de crecimiento, donde el caso del deportista elimina la hipótesis del alcohol como generador de violencia principal.
Estas últimas noticias nacionales nos dejan pensando mucho sobre la profundidad que puede tener el proceso de paz en la sociedad: mientras el gobierno nacional hace enormes esfuerzos para encontrar una salida política al conflicto armado, algunas jóvenes de la actual generación demuestran que la paz está mucho más lejos que lograr el posconflicto.
El reto es enorme. Debemos generar una serie de políticas sociales que…

MURIENDO Y MATANDO, Columna para El Nuevo Siglo

Todos los días matamos y morimos un poco. Tenemos un serio problema con la muerte, quizá no la respetamos suficiente o simplemente no valoramos la vida, como consecuencia de ser una sociedad que siempre ha delegado sus responsabilidades y soluciones a otros. Esto se ha profundizado en nuestra cotidianidad al punto que el lenguaje que usamos a diario dice mucho de esto, y por esto he querido escribir esta reflexión.
“Si lo veo lo mato”, “está que mata a alguien”, “si me coge, me mata”, “nos van a matar por llegar tarde”, y frases similares a estas que nos salen tan fácil como decir “Dios proveerá”, “por Dios”, o “Dios no quiera”, lo que puede significar que creemos tanto en la muerte como en Dios, y que es tan importante en nuestra vida como la idea de la divinidad. Esto puede ser un buen punto de partida para comprendernos.
Estamos llenos de ira, que parece nacer de una enorme lista de frustraciones, a las que simplemente reaccionamos con violencia, porque no tenemos la capacidad de afr…

¿TODOS CONSUMIMOS DE TODOS?, Columna para Portafolio

El consumo colaborativo o colectivo, se afianza como una nueva moda conceptual en el marketing, de la misma forma que muchas otras lo han hecho, cayendo en la conceptualización de lo que la gente hace mucho tiempo y recientemente se tecnificó por el proceso de las redes sociales o la tecnología.
El concepto es simple: la gente comparte sus activos (los cuales en muchos casos no son suyos sino de un gran colectivo) para que otros los usen mientras ellos no lo hacen. Este “nuevo” concepto no es otra cosa que la actualización de la finca familiar, el carro de la casa o los tiempos compartidos, en un esquema más ordenado y coordinado por un sistema electrónico que permite que todo pase, como el caso de las casas hotel, donde la calificación del anfitrión termina siendo el elemento regulador del proceso.
El espacio público antecedió a todo esto, sino que simplemente no lo hemos advertido, ya que es de todos y lo podemos usar siempre y cuando no esté siendo usado por otros, pero carece de los…