Ir al contenido principal

NOS ENCANTA SER AUDIENCIA - Columna para P&M

Nos encanta ser audiencia
Por Camilo Herrera Mora
Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group
Agosto de 2017
Especial para P&M

“Kike, ¿qué estás viendo?”, le pregunté; “Un video de “Casa Mágica de Juguetes” donde abre Huevos Kínder”, me respondió. Esto me llamo la atención y me puse a verlo, quedando completamente atónito: mi hijo llevaba más de dos horas viendo videos de un youtuber que lo que hace es abrir huevos de chocolate y ver que juguetes salen.

En mi opinión es realmente pendejo quedarse horas viendo cosas como esas, pero a ese youtuber lo siguen más 900.000 personas y mi hijo de 6 años es solo un ejemplo vivo de eso.

Esto me hizo darme cuenta de una cosa muy obvia: nos encanta ver cosas por horas. Quizá el ejemplo más común hoy en día es el futbol, donde 3 mil millones de personas vieron la final de la copa mundo de 2014. Es decir, que casi la mitad de la población del mundo vio por dos horas a 22 personas persiguiendo una pelota, en un juego de competencia, donde solo dos países estaban realmente interesados.

A esto se suma Games of Thrones, donde el estreno de la nueva temporada fue visto por más de 10 millones de personas en Estados Unidos, y las finales de las competencias de videojuegos con más de 50 millones de “streamingvidentes” por partido; dejando ver a mucha gente le encanta ser audiencia. Kike se puede quedar horas viendo en otro youtuber – “Dsimphony” – ver como ese señor juega Nintendo, lo cual suena más absurdo, pero no es diferente de ver un partido de futbol.

Claro, no estoy diciendo nada nuevo. Por miles de años, nos hemos sentado a ver las cosas, a disfrutarlas, a reírnos de lo que los demás hacen. El teatro, la poesía, la ópera, la música, el cine, los deportes y hoy por hoy los huevos kínder, capturan nuestra atención por horas, porque necesitamos momentos de divertimento, de enriquecimiento cultural e intelectual, o simplemente un compañero de espacio, mientras estamos solos.

La gente hace filas, espera horas y paga grandes cantidades de dinero por ser audiencia. No solo para divertirse, sino por pasiones casi religiosas como las del futbol, por deseos intensos con la pornografía o un striptease. En el fondo queremos y creemos que podemos ser artistas, deportista, artistas porno e incluso actores, y por esto no solo nos divertimos, sino que soñamos en lo que podríamos ser.

Este es uno de los grandes secretos de Colombia hoy y las marcas solo lo entienden desde la lógica de la pauta; pero, Grupo Aval ha visto más allá, y ha focalizado sus esfuerzos en fomentar el entretenimiento, promoviendo eventos, conciertos, galas y hasta cine, mientras los demás siguen pensando en hacer propagandas y videos para que se viralicen.

Es cierto que la gente sigue siendo audiencia, pero también lo es, que la gente ha cambiado y que no podemos seguir haciendo lo mismo. Mi hijo ve youtubers, mientras yo leo libros, esta es una realidad que las marcas deben comprender, escudriñar y saber cómo ser complemento o elemento activo del proceso, si poner una sola pauta en el proceso. Ese es el gran reto.

La publicidad está cambiando a velocidades enormes, pero la industria de la publicidad no. Se parecen tanto a las grandes cadenas intentando hacer ecommerce, replicando sus tiendas en línea, sin comprender que eso simplemente no es posible.

¿Cuántos videos de Huevos Kinder ve mi hijo al día?, y Kinder no paga un solo peso por eso. Eso es publicidad, eso es poder de marca, eso es cumplirle al consumidor. La publicidad hoy es diferente. Ya no es una pauta, un jingle o una valla, y cada vez se parece a un compañero de vida de las personas, a un cómplice, a un recomendador, a un espectáculo más, a una parte fundamental del espectáculo, pero sin la pretensión de querer vendernos nada, sino de enriquecer el show.

La cabalgata deportiva Gillete, el Minuto de Dios de Manuelita o inclusive el Doctor Muelitas, son vieja lecciones que hoy podrían ser el mejor ejemplo que debe comenzar a hacer la industria.

Las audiencias crecen y cada vez piden menos propagandas, pero cada vez consumen más publicidad. Eso es lo que la industria debe comenzar a entender.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿NOS SIRVE LA MACROECONOMÍA EN MARKETING?, Columna para PyM

Hace unos días debatía en Portafolio que es necesario que los economistas aprendan marketing, para comprender mejor el mundo de las preferencias y hacer políticas económicas menos generales y más enfocadas a mejorar la satisfacción de las necesidades haciendo uso de la segmentación; argumento que tuvo buena acogida, pero en muchos casos sentí en sus miradas esas palmaditas en la espalda que algunas veces nos han dado.
Más allá de sentirme vencido por mi potencial fracaso como evangelizador en tierras ortodoxas, quiero traer el debate al mundo del marketing en el sentido contrario, sabiendo de antemano que se me darán más palmadas en la espalda que aplausos.
Es simple: un marketero que no entienda el uso de las mediciones macroeconómicas y tenga claridad en las políticas económicas, no hará un buen mercadeo ni tendrá poder en la empresa. La economía entendida como el Producto Interno Bruto es el reflejo de las decisiones de las personas en un entorno normativo de producción, comercio …

¿REALMENTE CUAL FUE LA INFLACION DE 2016?, Columna para Portafolio

¿Realmente cuál fue la inflación de 2016? Por Camilo Herrera Mora
El dato de inflación de 5,75% es un respiro para muchos, sobre todo para el gobierno, que logró mostrar que la inflación bajó con respecto a 2016, pasando de 6,77% a 5,75%, demostrando que el aumento del salario de 7%, mejoró la capacidad de compra de los asalariados. Pero ¿esto es verdad?
Nos hemos acostumbrado a ver los datos de diciembre para ver como cerro la inflación en Colombia y esto es un error que no podemos seguir cometiendo, siendo esta una de tantas lecciones que nos dejó 2016. La inflación de cierre de año fue de 5,75%, pero la inflación promedio fue de 7,5%, y esto redujo durante el año la capacidad de compra del salario en un -0,5%, y no la aumentó un 1,2%, como diría el dato de diciembre.
Si la capacidad de compra del salario se redujo durante todo el año, era evidente que la demanda interna, y en particular el gasto de los hogares se debía frenar, y por ende el total de la economía. Revisando los dato…

¿2017, O EL RETORNO DEL OSCURANTISMO? CONSUMER DATA ANALYSIS Especial para Revista P&M

CONSUMER DATA ANALYSIS
¿2017, O EL RETORNO DEL OSCURANTISMO? Por Camilo Herrera Mora Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group Especial para Revista P&M

Si 2016 fue el año de la incertidumbre, 2017 será el año del oscurantismo. Por años el mundo persiguió y defendió las causas liberales, la apertura, la igualdad, los derechos humanos e incluso la diferencia, pero esto tiene un tiempo, y toda fuerza tiene una reacción, y el mundo ha mostrado en las urnas y en los mercados, que clama por volver al pasado, en la presencia de una trampa mortal.
He aprendido que el consumidor se forma desde que nace hasta más o menos los 20 años, y de ahí en adelante lo que hace es adaptarse lo mejor posible al cambio, pero no hace transformaciones profundas de sus creencias o concepciones básicas, pero si puede cambiar sus comportamientos de consumo, siempre y cuando no entre en choque con los principios formados en su infancia y adolescencia. Obviamente me refiero a lo que la gente realmente cre…