Ir al contenido principal

¿SÓLO 220.000 MUERTOS?, Columna para El Nuevo Siglo

El dato del Centro de Memoria Histórica sobre las muertes en el conflicto en los últimos 54 años es realmente sorprendente: sólo 220.000 muertos. Esta cifra nos hace pensar que el conflicto tiene proporciones mucho menores que inclusive las de cada país de Centroamérica, y que proporcionalmente con nuestra población ni siquiera es un tercio de los nacimientos del año pasado.

Quizá debamos tomarlo como una buena noticia, pero no minimizar su impacto. Este conflicto de más de 50 años nos ha desangrado mucho más que estas víctimas identificadas y es fundamental que comprendamos que pasó para poder seguir adelante: debemos saber la verdad, escucharla y asumir nuestros errores.

El informe detalla muchas cosas y centra el problema en la tenencia de tierras, lo cual deja ver que existen una serie de personas en país que están luchando por la propiedad y la explotación de las tierras, dejando ver la importancia del tema alimentario, minero y petrolero, pero también mostrando un dejo de retaliación de algunos sectores por el poder acumulado por algunos terratenientes, lo cual se ha convertido en un escollo en el desarrollo económico y el mismo proceso de paz.

Si la tierra es el origen de los problemas, debemos tratarla como mejor sea y no como a unos les parezca justo. Para que la tierra sea productiva no puede funcionar con latifundios, como se ha demostrado en el mundo entero, lo cual nos deja con soluciones diversas que llevan a esquemas de latifundios cooperativos, en pos de hacer la tierra rentable, pero esto nos deja en el mismo punto de hace muchos años.

Valdría la pena que se analicen variables como la urbanización y el abandono del campo por las nuevas generaciones de campesino que ya no querían trabajar la tierra, y como esto afecto la estructura de poder agraria y sin duda profundizó el conflicto por medio de minería ilegal, cultivos ilícitos y trabajo de menores.

El conflicto se ha ensañado con los más pobres y sobretodo con aquellos que luchan por continuar en el pan coger. El país debe pensar una visión de nación compartida y de largo plazo, para que todos nos enfilemos en el mismo sentido, donde se comprenda que la riqueza se obtiene con el trabajo de muchos años y que la vida es el valor fundamental.

220.000 personas nos recuerdan que la violencia que hemos vivido no tiene sentido, porque sólo busca tener riqueza inmediata, la cual al final no solo es ilegal sino que requiere quitarles a muchos, inclusive su vida. Quizá 220.000 son pocos, pero nos cambiaron la vida más de 100 millones de colombianos.


Colombianada: Recordemos: las víctimas del conflicto son sólo el 10% de las víctimas mortales en Colombia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿NOS SIRVE LA MACROECONOMÍA EN MARKETING?, Columna para PyM

Hace unos días debatía en Portafolio que es necesario que los economistas aprendan marketing, para comprender mejor el mundo de las preferencias y hacer políticas económicas menos generales y más enfocadas a mejorar la satisfacción de las necesidades haciendo uso de la segmentación; argumento que tuvo buena acogida, pero en muchos casos sentí en sus miradas esas palmaditas en la espalda que algunas veces nos han dado.
Más allá de sentirme vencido por mi potencial fracaso como evangelizador en tierras ortodoxas, quiero traer el debate al mundo del marketing en el sentido contrario, sabiendo de antemano que se me darán más palmadas en la espalda que aplausos.
Es simple: un marketero que no entienda el uso de las mediciones macroeconómicas y tenga claridad en las políticas económicas, no hará un buen mercadeo ni tendrá poder en la empresa. La economía entendida como el Producto Interno Bruto es el reflejo de las decisiones de las personas en un entorno normativo de producción, comercio …

¿Cómo somos los colombianos? Una guía inicial para aprovechar las diferencias y hacer negocios de la mejor manera

En los últimos años, la percepción sobre los colombianos ha cambiado radicalmente; hace 20 años nos veían como un país inviable, inseguro, poco rentable y claramente sin las condiciones para invertir en él. Cada vez que salíamos del país nos preguntaban por la guerra, la droga y con alguna bondad por el café; hoy nos indagan por el milagro económico que hemos tenido, por las multilatinas que se han desarrollado, por la reducción de la pobreza, nos preguntas por cantantes, artistas, científicos, empresarios e inclusive por el café.

A los colombianos ya no nos da pena decir que somos colombianos en el exterior, ya no nos piden una fila a aparte para pasar por rayos x en los aeropuertos, y de una u otra manera, ya no somos vistos como personas peligrosas.
Por esto es que Colombia está hoy en el mapa mundial, porque tenemos potencial, capacidad y recursos, y nos hemos convertido en el destino de las inversiones mundiales porque aumentamos la clase media, duplicamos la clase alta y reducimos…

¿LA HISTORIA DE SU MARCA ESTA MURIENDO?, Especial para P&M

¿La historia de su marca está muriendo? Por Camilo Herrera Mora Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group Julio de 2017 Especial para P&M
Por años he trabajado con muchas marcas y hay una cosa que me tiene sorprendido: como empresas de muchos años, con marca muy potentes y de alta recordación, se están quedando sin historia.
Y no me refiero a historias por contar, sino a la autodestrucción de su propia historia. Esto está pasando por la enorme rotación de empleados, particularmente en los puesto de dirección de marca, donde los recién nombrados no tienen casi ningún conocimiento de lo que la marca hizo en los últimos 5 años.
Este proceso tiene a muchas empresas perdiendo dinero y volviendo a hacer cosas que saben que no funcionan, o pero dejando de hacer lo que tiene resultado para ellos.
No sé bien como escogen a los nuevos empleados, pero deberían hacerles un examen de que saben de la marca, y para esto es inevitablemente necesario tenerla, pero la mayoría de las empresas no tienen …