Ir al contenido principal

"ALGUIEN TAMBIÉN COMPRÓ", Columna para Portafolio.co

Es fácil confundirse. Consideramos asombroso que cuando entramos a ciertas páginas de internet, como Amazon o incluso nuestro correo en Gmail, el sistema de estos sitios nos informe sobre cosas que nos gustan, o relacionadas con nuestras compras o correos anteriores, dejándonos ver las opciones que tenemos para accionar nuevas oportunidades. A esto muchos llaman Big Data, pero la verdad está muy lejos de serlo.

Programmatic es una función de estos sitios web que cumple con esta labor y que se enfoca en comprender las relaciones de nuestras acciones dentro de ellos y relacionarlos con conductas similares de otros usuarios; no es otra cosa que un algoritmo que permite relacionar comportamientos, y por ende es sólo uno de los múltiples esquemas de big data, y desafortunadamente la tentación de dejar el data analysis en ese punto es cada vez más problable, debido a que algunos prefieren herramientas simples y funcionales asi no cumplan con los objetivos.

Los gigantes como Amazon, Twitter, Microsoft y Google ya están fortalecidos en este esquema y sin duda les ha servido como herramienta de fomento transaccional, y esto ha causado que el mismo retail en el mundo físico este buscando la manera de emularlo, ya que sería estupendo para el comerciante y para el comprador recibir información de compra cruzada y validada por millones de transacciones.

El reto del Programmatic es poder ir más allá del algoritmo transaccional y comenzar a proveer más información al usuario y describir mejor las situaciones; hasta el momento sólo dice que “alguien que compró esto también compró aquello”, pero no dicen cuantos, ni el nivel de satisfacción, ni las unidades vendidas frente a la cantidad de usuarios que vieron el producto,.

Aún falta para poder vincular esto a los gustos de las personas, debido a que aún la interacción entre redes y comercio no es muy fuerte, pero sin duda llegará el momento en que por poner un “like” o seguir a un producto, cuando el usuario ingrese a su cuenta de correo electrónico le salga publicidad de esa marca y en las páginas de ecommerce se le recomienden compras de ese producto o aquellos que se consideren similares a su “gustografía”, sin importar cuál sea la demografía de la persona o su nivel de ingreso.

Este proceso ha sido atacado por muchos como la violación a la intimidad y han llegado a señalarlo como el “Big Brother” de “1984” de George Orwell, porque usa la información de cada persona, la analiza y la cruza con las de otros hasta encontrar procesos similares, y esto aterra a muchos, pese a que sin duda es una enorme mejora en la calidad de vida para muchos; por ejemplo el uso de esto en salud tiene fronteras enormes en la comprensión de morbilidades y de epidemias solo por las búsquedas en internet.

Sin duda requiere vigilancia y control de autoridades y de entes independientes para evitar el uso negativo de la información, pero como van las cosas, el camino va muy bien para Programmatic y esto es una clara amenaza para Big Data que sin lugar a dudas es mucho más potente porque permite pasar del análisis transaccional a la generación de insights para la generación de estrategias individuales o generales en cualquier organización.

Es claro que en los datos está el futuro de las estrategias públicas y privadas, y de mejorar las decisiones de las personas, aunque quede mucho camino por recorrer. Como compradores y consumidores debemos aprender a ver tomar decisiones ante una recomendación, y como estrategas debemos aprender a extraer el conocimiento no evidente en la información.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿NOS SIRVE LA MACROECONOMÍA EN MARKETING?, Columna para PyM

Hace unos días debatía en Portafolio que es necesario que los economistas aprendan marketing, para comprender mejor el mundo de las preferencias y hacer políticas económicas menos generales y más enfocadas a mejorar la satisfacción de las necesidades haciendo uso de la segmentación; argumento que tuvo buena acogida, pero en muchos casos sentí en sus miradas esas palmaditas en la espalda que algunas veces nos han dado.
Más allá de sentirme vencido por mi potencial fracaso como evangelizador en tierras ortodoxas, quiero traer el debate al mundo del marketing en el sentido contrario, sabiendo de antemano que se me darán más palmadas en la espalda que aplausos.
Es simple: un marketero que no entienda el uso de las mediciones macroeconómicas y tenga claridad en las políticas económicas, no hará un buen mercadeo ni tendrá poder en la empresa. La economía entendida como el Producto Interno Bruto es el reflejo de las decisiones de las personas en un entorno normativo de producción, comercio …

¿Cómo somos los colombianos? Una guía inicial para aprovechar las diferencias y hacer negocios de la mejor manera

En los últimos años, la percepción sobre los colombianos ha cambiado radicalmente; hace 20 años nos veían como un país inviable, inseguro, poco rentable y claramente sin las condiciones para invertir en él. Cada vez que salíamos del país nos preguntaban por la guerra, la droga y con alguna bondad por el café; hoy nos indagan por el milagro económico que hemos tenido, por las multilatinas que se han desarrollado, por la reducción de la pobreza, nos preguntas por cantantes, artistas, científicos, empresarios e inclusive por el café.

A los colombianos ya no nos da pena decir que somos colombianos en el exterior, ya no nos piden una fila a aparte para pasar por rayos x en los aeropuertos, y de una u otra manera, ya no somos vistos como personas peligrosas.
Por esto es que Colombia está hoy en el mapa mundial, porque tenemos potencial, capacidad y recursos, y nos hemos convertido en el destino de las inversiones mundiales porque aumentamos la clase media, duplicamos la clase alta y reducimos…

¿LA HISTORIA DE SU MARCA ESTA MURIENDO?, Especial para P&M

¿La historia de su marca está muriendo? Por Camilo Herrera Mora Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group Julio de 2017 Especial para P&M
Por años he trabajado con muchas marcas y hay una cosa que me tiene sorprendido: como empresas de muchos años, con marca muy potentes y de alta recordación, se están quedando sin historia.
Y no me refiero a historias por contar, sino a la autodestrucción de su propia historia. Esto está pasando por la enorme rotación de empleados, particularmente en los puesto de dirección de marca, donde los recién nombrados no tienen casi ningún conocimiento de lo que la marca hizo en los últimos 5 años.
Este proceso tiene a muchas empresas perdiendo dinero y volviendo a hacer cosas que saben que no funcionan, o pero dejando de hacer lo que tiene resultado para ellos.
No sé bien como escogen a los nuevos empleados, pero deberían hacerles un examen de que saben de la marca, y para esto es inevitablemente necesario tenerla, pero la mayoría de las empresas no tienen …